F.A.Q.

¿Qué impuestos son aplicables a los bienes inmuebles en Costa Rica?

Last update 25/08/2016

Los siguientes impuestos específicos sobre los bienes inmuebles:

·         Impuesto sobre la transferencia de bienes inmuebles: de acuerdo con la Ley N° 6999 del 3 de setiembre de 1985 toda transferencia de bienes inmuebles está gravada con el 1,5% del valor de la propiedad de acuerdo con el registro público. No obstante, la Dirección General de Tributación puede ajustar el valor declarado con base a tasaciones previas, información bancaria, el precio real de mercado por zona, los precios de venta similares de la región, el índice de precios establecido por el Banco Central de Costa Rica, la hipoteca (si hubiese), etc. El artículo 5 de la Ley citada establece una lista de supuestos que están exentos del pago de este impuesto. El vendedor y el comprador son contribuyentes por partes iguales. El pago del impuesto debe efectuarse en un solo acto, dentro del mes siguiente de la transferencia. 

·         Impuesto sobre bienes inmuebles (impuesto territorial): de acuerdo con la Ley 7509 de 9 de mayo de 1995 y su Reglamento de desarrollo nº 27601-H, las parcelas o porciones de tierra, los edificios o las construcciones fijas y permanentes están sujetas al Impuesto sobre Bienes Inmuebles, que se calcula con base al valor de la propiedad inscrito en Administración General de Tributación, al 1 de enero del año correspondiente. En todo el país, el impuesto aplicable es 0,25% de la base imponible. Los gobiernos municipales son los responsables de recaudar y gestionar este impuesto. El impuesto se aplica sobre una base anual, y se cobra cada año, cada dos años o en cuatro cuotas trimestrales, según lo establezca cada municipalidad. Además, hay que tener en cuenta que si el inmueble se encuentra dentro de la zona marítima-terrestre, se debe obtener previamente una concesión para el uso de la tierra. En tal caso, el titular de la concesión será responsable del pago del arrendamiento al municipio.

·         Impuesto solidario: de acuerdo con la  Ley 8683 de 10 de diciembre de 2008, este impuesto grava los bienes inmuebles de uso habitacional como casas de habitación, apartamentos o condominios, así como las áreas de esparcimiento que tengan, tales como piscinas, gimnasios, áreas verdes, canchas para practicar deportes, entre otras. El impuesto aplica para la construcción y el terreno proporcional a la construcción, es decir, el espacio utilizado para uso habitacional, incluyendo instalaciones fijas tales como áreas de esparcimiento, piscinas, instalaciones deportivas, ranchos, vías de acceso y parqueos. La base imponible es el valor fiscal del inmueble conforme a los criterios de valoración establecidos por la Dirección General de Tributación y deducido el tramo exento. La tarifa aplicable es progresiva y es actualizada anualmente. Para determinar el impuesto aplicable se debe tomar en cuenta la actualización de los rangos y tarifas para cada periodo anual. Los correspondientes a 2016 han sido publicados el pasado 7 de diciembre 2015 mediante Decreto No. 39399. Se debe realizar la declaración correspondiente a este impuesto cada tres años, dentro de los primeros 15 días naturales de enero. 

Average (0 Votes)